1.11.07

Guillermo Habacuc Vargas

Guillermo Habacuc Vargas capturó, y luego mató de hambre a un perro con la excusa del arte. La pieza aparentemente llamada “Un perro enfermo, callejero” consistía en mostrar exactamente eso, un perro enfermo y callejero al cual el artista le negó alimento, cuidados médicos y dejó morir a la vista de todos los asistentes.

4 comentarios:

yolanda dijo...

¡que cabrón!
(perdón suena fatal,pero si es cierto es aberrante y no puedo decir otra cosa.)

julianolapostata dijo...

Que no... Mira que os lo creeis todo. El supuesto perro era un artista conceptual colega del Habacuc y nadie lamentó su desaparición, aunque comentaron que al menos se hubiera despedido con estilo.

Erredé dijo...

Pensad en cuanta gente habrá pasado pro delante de "la obra" autosatisfechos por haber visto una obra de arte supermoderna.
Estoy pero que muy harto de tanto impresentable que se autodenomina artista pero solo hace idioteces, de los imbéciles que les dan cabida en sus galerías o museos y de los espectadores que buscan esas obras.

www.juliofalagan.com dijo...

MENUDO GRANDÍSIMO HIJO DE PUTA!!!

Ninguna teoría verborreica del mundo del arte puede justificar esa mierda.

VIVA EL ESPECTÁCULO!!!

Free counter and web stats